• Heike Göltenboth

Alma pura

Mi Kahuna. Cómo me gusta este trabajo!

Después del masaje, el momento cristalino después del descanso, cuando los ojos se abren.

O incluso el momento anterior, cuando aún no están preparados para salir a la luz del mundo exterior.

El alma todavía quiere volar un poco.

Cuando se me permite entonces percibir la mirada de esta persona en su ser puro, ese es el mayor regalo.

Y el sentimiento que queda es de profunda gratitud.


De todo corazón, Heike


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo